Donde Encontrar Videos Libres de Derechos de Autor Gratis para Uso Comercial

 

No hace falta ser un experto en redes sociales para saber que el formato de vídeo juega un papel fundamental en la web. Sin embargo, la propiedad intelectual y los derechos de autor son aspectos que deben respetarse sino queremos que nuestro contenido sea dado de baja.

La buena noticia es que en la red también podemos encontrar vídeos libres de derechos gratuitos. De hecho, los bancos de vídeos se presentan como una opción viable ante el alto nivel de contenido que se sube a diario.

Si bien los bancos de vídeos pueden ayudarnos a consolidar nuestra imagen de marca, es fundamental saber elegir el contenido correcto. La idea es proyectar una imagen fresca, directa y sencilla que no duplique ideas ya existentes.

¿Qué son los vídeos libres de Derechos?

Los bancos de vídeos libres de derechos funcionan exactamente igual a los bancos de música o imagen. Su función se basa en almacenar contenido original apto para todo público y libre de copyright.

De esta manera, un vídeo libre hace referencia al contenido que puede utilizarse para un propósito en concreto, de manera que su licencia de uso queda sujeta a libre distribución por parte del usuario.

Los vídeos libres de derechos pueden hacerse de diferentes maneras. La primera es sin ningún tipo de licencia, mientras que la segunda incluyen derechos de autor que pasan al dominio público.

Una tercera opción corresponde a las licencias Creative Commons, que hacen referencia a los vídeos que son creados o publicados bajo licencias libres.

Dependiendo del tipo de banco de vídeo a utilizar, el material presentará cualquiera de estas características. Lo importante es saber que los bancos de vídeos libres de derechos permiten el uso sin restricciones del contenido, siendo el usuario responsable de lo que se reproduce en sus plataformas online.

¿Qué consideraciones debo tomar a la hora de utilizar vídeos libres de derechos?

Aunque el contenido sea gratuito, es importante que el vídeo presente ciertas características para que el tráfico en la web sea ameno a la hora de reproducirse como contenido multimedia.

  •       Los vídeos no deben ralentizar la web, de manera que será necesario optimizarlos antes de subirlos a nuestro blog o red social.  
  •       Considera enlazar directamente el contenido si se encuentra disponible en alguna otra plataforma.
  •       Adapta el formato y el vídeo a cada plataforma.
  •       Procura añadir subtítulos en el caso de que el vídeo presente diálogos en tu idioma.  

Recuerda que un vídeo con sentido y correctamente optimizado puede ser muy útil para tu web y marca comercial en general. Puede mejorar el posicionamiento en los buscadores y generar impacto visual significativo.

Sin duda, es una herramienta prácticamente necesaria en la gestión de marketing digital que puede arrojar resultados bastante efectivos si sabemos cómo implementarla adecuadamente.

¿Dónde se pueden descargar vídeos sin derechos de autor?

Como bien hemos mencionado con anterioridad, los bancos de vídeos libres de derechos son la mejor opción cuando se trata de descargar contenido libre de copyright.

Si bien hay plataformas de pago que prestan un servicio mucho más amplio y especializado, también es posible encontrar contenido de calidad en las plataformas gratuitas.

La búsqueda debe llevarse a cabo de manera inteligente, ya que la idea es utilizar vídeos de carácter original que la competencia no esté utilizando ya. Por ende, es importante estudiar previamente a la competencia antes de tomar cualquier decisión final sobre el contenido que se publicará en la web.

¿Qué hacer para evitar problemas con los derechos de autor en las plataformas?

Para una experiencia amena y efectiva, es importante valorar la producción de contenido original. Si la producción está sujeta a derechos de autor, debemos comprender que no podemos utilizarla sin un permiso previo.

Hoy, las plataformas como Youtube, Instagram y Facebook son capaces de reconocer contenido auténtico sin ningún problema. Si tomamos esto en cuenta, podemos decir que crear material propio es prácticamente una obligación cuando se trata de redes sociales.

No obstante, las obras de domino público también se presentan como una alternativa válida que permite una promoción de calidad y apta para la divulgación.

Por ende, cuando sino disponemos de los recursos necesarios para crear contenido propio, lo mejor es recurrir a los bancos de vídeos libres de derechos gratuitos.

De hacerlo, también es fundamental conocer las leyes que respalda el contenido online. Esto evitará sanciones innecesarias y nos permitirá establecer estrategias de gestión para garantizar la seguridad del material publicado.

¿Cómo se detectan los derechos de autor en los vídeos?

Si bien Instagram y Facebook tienen sus propias estrategias para detectar contenido sujeto a copyright, Youtube usa la tecnología Content ID para identificar y comparar audio, vídeo y melodía con las posibles copias de la original.

Youtube

Content ID, la tecnología desarrollada por Youtube, sigue innovándose para identificar y estudiar el contenido que a diario se sube a la plataforma. Durante este proceso, la tecnología se encarga de fraccionar el vídeo en fotogramas para analizar imagen, audio y melodía por separado y compararlas con otros archivos de referencia.

Cuando los datos coinciden entre sí, la inteligencia artificial identifica la coincidencia en mapas de calor. Todo esto sucede en cuestión de segundos y a diario, la tecnología detrás de este algoritmo se renueva para arrojar resultados mucho más precisos.

No obstante, el debate sobre la propiedad intelectual y los vacíos legales en torno a la misma siguen creciendo. Por ello, al margen del contenido original, los bancos de música y vídeo se suman como opciones viables para complementar nuestro contenido.

Instagram

Con la nueva propuesta IGTV y la posibilidad de crear campañas publicitarias, Instagram también aplica sus propios métodos para proteger los derechos de autor.

Ya sean vídeos musicales o fragmentos de películas y series, la plataforma actuará prácticamente de manera inmediata y penalizará el contenido en cuestión.

Si bien el algoritmo aún no tiene la habilidad de penalizar contenido poco conocido, Instagram permite denunciar publicaciones que infringen los derechos de autor y la propiedad intelectual en general.

Facebook

Al igual que Instagram, Facebook se ha renovado para detectar el uso inapropiado del contenido original. Por consiguiente, también es posible denunciar el mal uso de nuestro contenido original en el caso de presentar alguna complicación con algún otro usuario.

Solicitar los derechos de autor protege nuestras publicaciones y anuncios publicitarios del uso inapropiado y nos permite clasificar nuestras preferencias y ajustes en relación al uso del contenido que se publica.

Por ello, cuando hablamos de marketing y gestión de redes sociales, lo mejor es optar por la información original y creativa. De presentar inconvenientes al momento de crear contenido, considera los bancos de vídeos libres de derechos, o bien los bancos de música gratuitos o de pagos.

Son opciones válidas que te ayudarán a crecer, y que facilitan la interacción con tu público selecto. ¡Éxito!

Ir arriba